martes, 4 de marzo de 2014

De vinos y cocinas

 








Iba caminando hacia mi cama...       






Pero me tomaste por sorpresa y me llevaste a la cocina...












Abrí mi boca para recibir el vino...














Jugaste con mis pezones, torturando mi ansiedad...





Entraste en mi, entregando y poseyéndolo todo...





Solo para dejarme temblando, satisfecha y llena de ti, de tu deseo incontrolado.



11 comentarios:

  1. si...

    no he podido evitarlo..

    ResponderEliminar
  2. UMMMM ESTO ES MEJOR QUE COCINAR O COMER, CLARO QUE AMBAS COSAS TAMBIEN SON UN PLACER, EN LA COCINA SOLO HAY PLACERES, :P
    UN BESAZO ANDREA!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque sera?! Yo me he hecho la misma pregunta. Si lo miras así... en la cocina solo se come :)
      xoxo

      Eliminar
  3. adoro il vino
    adoro la buona compagnia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces somos dos ;)
      Añade una rosa blanca para mi.
      Y la música suave para ti.

      Eliminar
  4. Mi lengua se abrió paso entre los pétalos de tu flor. penetrándote tan hondamente que logró beberse todos los orgasmos conseguidos por tus sentidos... satisfaciendo hasta la extenuación todos los míos. No te quedes con las ganas... aún hay más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah! Que alivio! Ya iba a gritar. Me sorprendió ver este mensaje en la mañana ^.~

      Eliminar