sábado, 15 de noviembre de 2014

Aviso Importante de Vacaciones

Por razones que son superiores a mi condición de humana, he de anunciar mi retiro de los medios por un tiempo indefinido. Tal vez puede que esto dure una semana, un mes o un año, es algo que lamentablemente no puedo descifrar por ahora. Tampoco puedo revelar mis razones, como bien sabrán, soy una mujer extremadamente celosa de mi vida privada. Solo puedo dejar aquí escrito... que la vida me ha dado un golpe muy bajo y fuerte, del cual necesito tiempo para reponerme y pensar con suma lentitud y serenidad. Agradezco que hasta hoy me hayan leído, y hayan disfrutado con mis pocos escritos. Para mi siempre sera un placer infundir en cada persona ese sentimiento que por algunos motivos nos han inculcado a apaciguar y retener. De las mejores cosas: el sexo y el amor! Espero volver a encontrarme con muchos de ustedes en un futuro cercano. Ahora me retiro, dejandoles un dulce y sutil beso.


Miss A.
Deseándoles lo mejor de la vida, hoy y siempre.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Con mi amiga en el baño

Aquí les dejo un relato de mi buena amiga Irma

Una tarde de noche cuando tenia 17 años, descubrí que una amiga mía tenia sexo con otra chica. Yo sin querer le vi. Me encanto la forma de lo que se hacían, lo deseaba, deseaba que ella me lo hiciera a mi también. Por un momento cerré mis ojos y parecía que me lo hacia a mi. Apropósito, mi amiga le abrió las piernas a la otra chica. Le besaba por todo su cuerpo. Empezó de los pies hasta llegar a su vagina. A mi me calentaba cada ves mas, mucho mas... hasta que me vio. Cuando descubrió que yo estaba allí escondida, ella me miro, esperando que saliera o terminada de entrar, pero me quede en esa esquina. Cuando ambas terminaron, mi amiga entro a baño para tomar una ducha. Yo le estaba esperando afuera, cuando veo que una mano me estira para adentro de forma muy rápida y sin casi darme cuenta. Me empezó a tocar mis pechos, mi corazón quería salir corriendo, fue una desesperación cuando de repente sentí su mano por mi vagina. Me tocaba de una manera que me hacia vibrar todo el cuerpo. De repente bajo su cabeza hasta llegar a mi vagina, me besaba entre mis piernas! Luego beso mis labios internos, hasta que por fin me metió su lengua. Me volví loca! Jamas tuve un sexo así. Me chupaba, me metía su dedo, me volvía a lamer y meter su lengua muy dentro de mi. Era muy hábil, y con su lengua me hacia vibrar mi clítoris... hasta hacerme correr. Me encanto.


Bueno, amiga, espero que releas esto y te plazca nuevamente, se que sabrás reconocer este relato. Te dejo un besote, nena.

jueves, 16 de octubre de 2014

Bella traviesa


Bella estaba pensando como llegar a el, ese hombre que la encendía hasta lo imposible, pero que debía ocultarlo por los estándares de la sociedad. Ante los ojos públicos e incluso de su familia, Bella mantenía una postura muy serena y culta. Y claro que lo era, su respetable reputación y su sincera dedicación a su trabajo y circulo familiar la presidian. Pero muy dentro de su ser, el corazón de Bella latía salvajemente por un hombre en particular. Ese hombre, con cuerpo de mortal, mas que todo, era como un dios griego para su cuerpo. Movía el suelo a su paso, sin importar si solo la observara en lo lejos.

Bella no tenia opción, ella tenia que tomar el primer paso. Estaba casi segura que el la incitaba en silencio, le abría un pequeño y disimulado camino, porque el no quería hacerle daño de ninguna forma. Una noche, luego de una reunión social de colegas, Bella decidió dejarlo todo sobre la mesa, o al menos el intento de ello. Se levanto de la mesa, y tan solo le dedico una mirada muy directa y dulce a su hombre griego. Subió a su auto, paseando luego lentamente hasta llegar a un hotel, el mismo donde en alguna rara ocasión se escondía para escapar de la realidad y sumergirse en sus libros e historias de fantasía. Solo que esa noche, deseaba mas que nunca que algo se convirtiera en realidad. Con su cuerpo lleno de nervios, Bella llego al hotel y subió lo mas tranquila que pudo a la misma habitación de siempre. Cerro la puerta al llegar, y cinco minutos mas tarde escucho el golpeteo en la puerta. Su semblante cambio y se torno rosado intenso al ver a ese hombre mitad humano mitad dios, diciendo un "buenas noches" y entrando como si supiera el próximo paso. Bella se tomo varios segundos en tomar alguna decisión, hasta que su mente le gritaba solo una.

Se acerco al hombre, lo miro un momento a los ojos, descifrando aquella mirada que ocultaba tantos secretos y placeres ocultos. Y sin pedir permiso, sin hacer ningún anuncio, se quito el vestido silenciosamente, ansiosa y decidida, con el cuerpo temblando y erizado. Se arrodillo mientras sostenía la mirada, y se aferro a las piernas del hombre. Oh, Elias, no puedo resistir mas, y no quiero hacerlo. Mi cuerpo es tuyo, por favor, te lo pido, haz conmigo lo que desees. Bella suplico mentalmente para no ser tomada como una desquiciada. Pero esa noche habría de darse cuenta del acierto que tuvo en su vida, pues aquel hombre no había llegado a ella solo para jugar y tentar. Había llegado para quedarse. Sabes que te he observado... yo no deseo únicamente tu cuerpo, eso lo puedo tomar cuando quiera. Quiero mucho mas que eso, deseo tu corazón porque el mio ya me lo has robado. 

Miss A.
Imaginándome aferrada a tus piernas...


miércoles, 3 de septiembre de 2014

Para seducirte

  Me gustaría verte ahí sentado, en una esquina, con tu trago de licor en la mano. Observando, quieto y callado, contigo y tus pensamientos.



 Seducirte, he pensado la mil y una formas para hacerte sucumbir ante el deseo de tu cuerpo... y el mio...


Y pensar que, tal vez, si ves como suavemente me deslizo por tus sabanas te haría acercarte un poco mas a mi...

Estoy segura de que si rozo mi sexo, mojado y tibio, no podrás resistirlo. Y sonrió, porque he ganado este juego sobre tu propia cama...
No esperaría menos de ti, solo sentir tu lengua entre mis piernas y hacerte probar el sabor de mi cuerpo, que es solo tuyo. Apuesto a que es mucho mejor que el licor que dejaras sobre la mesa...

Y ni pienses que te dejare degustar tu solo, me aseguraría de sacar de tu hasta la ultima gota blanca, esa que nace de tu sexo hambriento y duro como el hierro. Lo sabes, soy una gatita deseosa...

Y de paso, que tendría de malo que juegues con mi cuerpo? Esta hecho para ti, para que te llenes hasta el cansancio.  

Y entonces, me gustara sentir como tus ganas me arrebatan la respiración, me gustara escuchar el golpe de tu sexo contra el mio. Te gustara a ti si grito tu nombre?
Quizá sea tu derrota, no podrás resistirte cuando me escuches suplicar liberación. No podrás detenerte cuando te pida mas, y no sera suficiente cuando me derrame y mis muslos se bañen en blanca leche caliente a causa de mis orgasmos.  

Y aun cuando te corras y te doblegues, cuando te hayas vaciado por completo dentro de mi, sabrás que he vencido. Entonces... deberás continuar buscando la forma de vencerme a mi.

Miss A.
Haciendo sucumbir...

sábado, 30 de agosto de 2014

Besar sus pies hasta el orgasmo


Había tenido un día muy pesado. Llegue a casa al rededor de las ocho de la noche y no tuve tiempo mas que para ducharme, cenar y dormir. Me sentía realmente cansada, así que le pedí al hombre que estaba a mi lado que me diera un masaje en los pies. No era algo que el estaba acostumbrado a hacer. De hecho, era algo que solo lo hacia cuando a el le parecía, y por consiguiente, solo eran unas pocas veces al año. A mi no me gustaba pedirle esas cosas, pero lo necesitaba. Sin mostrar ningún placer y emoción, se puso a la tarea, como si fuera algún examen del que debía salir pronto. Y al cabo de menos de cinco minutos ya había acabado. Admito que me sentía algo defraudada, pero no era algo para sorprenderme, el solo estaba a mi lado con un propósito que solo yo conocía y no era para permanecer a mi lado el resto de nuestras vidas.

Quede profundamente dormida, solo a causa del cansancio. Pero en medio de la noche unas manos me despertaron. Las manos acariciaban mis pies muy dulcemente, casi venerandome. Sus caricias, suaves y precisas, fueron dándole forma a mis pies, desde la planta, sobre los dedos, hasta mis tobillos. Las manos estaban calientes, y la punta de sus dedos jugueteaban con la punta de mis pies. Mi cuerpo estaba totalmente relajado, mis ojos aun permanecían cerrados, pero mi piel estaba despierta, atenta a cualquier mínimo acto. El hombre acerco su cuerpo, haciendo un pequeño hueco en la cama, y su boca comenzó a trazar dibujos sobre mis pies. Su respiración era tan calmada, que por un momento llegue a pensar que aquello era realidad.

- Mi pequeña... podría quedarme horas besando tus pies, jugando, hasta sacar de ti un orgasmo.

Sus palabras fueron tan dulces, serenas pero directas, que mi cuerpo se arqueo un poco, y jadee deseando regalarle un orgasmo solo para el. Yo conocía aquel hombre, el mismo que invadía mis sueños cuando menos lo pensaba, y me regalaba las mejores noches fantasiosas de mi vida.  Sus manos se detuvieron unos segundos... entonces sentí su boca, rozándome dolorosamente, haciéndome desear cada vez mas. Pero el no me haría suplicar esa vez, y con suma dedicación y deseo, sus labios comenzaron a rodear los dedos de mis pies. El jugaba, y su garganta soltaba quejidos de ansiedad. Murmuraba. Su cuerpo tenso. Mi cuerpo deseando, sintiendo algo que crecía muy rápido dentro de mi. Sus manos llegaron hasta mis piernas, mientras continuaba chupando los dedos de mis pies y besándome sobre ellos.

Mi vientre comenzó a encenderse en fuego liquido por dentro. La boca de el parecía no cansarse, su lengua, experta y juguetona, mojaba mis dedos para luego soplar sobre ellos. Toda mi piel estaba sensible, con mis manos aferradas a las sabanas. Y sin permitirme el lujo de abrir mis ojos, el orgasmo llego a mi, haciéndome soltar un grito de sorpresa y alivio. Sentía mi sexo empapado, chorreando, abierto. Pero aquella noche, mi amante se iría con el placer de haberle dado un orgasmo distinto, y por el momento le bastaba.

Miss A.
"Sueña conmigo... así como yo lo hago contigo"

viernes, 22 de agosto de 2014

Una buena forma de tentar a una chica












Pues andaba navegando inocentemente por la red, y me he encontrado con esto, y por alguna razón desconocida, de entre tantas y tantas imágenes, estas captaron toda mi atención. Y estoy segurísima (que por el momento se que son mas los chicos que me siguen que las chicas) que a toda mujer nos dejaría con las babas por fuera. Y es que todavía, en esta generación ya bastante avanzada, aun hay hombres quienes piensan que una mujer se excita solo con que le digan "oye, mami, que rica te ves" Vamos... eso esta pasable como para la quinta cita, por Dios! Eso, en realidad, y en la mayoría de los casos, a nosotras nos espanta un poco. Y es que a la hora de la tentar, los oídos no son suficientes, en realidad, nuestro primer sentido es la vista. Claro, algo parecido a los chicos. Y digo algo parecido porque bien sabemos que los chicos se excitan con mirar, si. Pero nosotras nos excitamos con gestos. Un simple roce de manos, un ladeo de sonrisa, mover los dedos de forma muy peculiar a la hora de quitarse algún botón de la camisa, esas cosas despiertan una bombilla intensa en la mujer. Ya luego si viene acompañado por sonidos o ciertas frases, pues ni se diga! el resultado es bestial. Entonces, para terminar, que me parece de suma importancia que el hombre sepa tener esos gestos muy sutiles pero arrolladoramente perceptibles para nosotras. Hay que recordar que la mujer es detallista de naturaleza, y si el hombre viene con esos gestos discretos, los resultados serán humedecidos en esos lugares discretos.

Bueno, me voy por ahora, que estas imágenes no me dejan concentrarme del todo bien y ando con la cabeza hirviendo.

Miss A.

miércoles, 6 de agosto de 2014

Un cuerpo imaginario


Un cuerpo imaginario crearé esta noche para ti, 
para que viaje por el espacio y rompa las distancias. 
Me plantaré como una exhalación de tus deseos ocultos, 
y sabrás que soy yo quien ha llegado a invitarte.
Filtraré mi alma por tus venas, 
para correr dentro de tu cuerpo antes de llenarme de tus pasiones.
Y cuando estalles en mil pedazos, derramando gotas blancas,
absorberé hasta tu ultimo aliento antes de marcharme.

Miss A.
Entregada... 


jueves, 31 de julio de 2014

Caramelo para ti






Has visto el caramelo como se derrite cuando esta caliente? Así me derrito cuando me acaricias con tus manos, rozando toda mi piel. Y has probado su dulce sabor en tu boca mientras lo disfrutas lentamente? Así es el sabor de la miel que sale de mi cuerpo, mientras sale a borbotones a causa de tu lengua.

Miss A.
Ofreciendo caramelo

lunes, 28 de julio de 2014

Colores


De todos los colores que yo podría tener, hay uno que deseo guardar para ti... mi piel.
Miss A.

sábado, 12 de julio de 2014

Déjate invadir esta noche

Sigue el sonido de mi voz, encuentra mis fotos, mis escritos, busca mis canciones, y baila conmigo. Deja que esta noche mi nombre invada tu casa, tu cuerpo y tu mente. Abre las ventanas, enciende una vela, esa que tanto sabes que me gusta y comparte conmigo en silencio una cena. Sabes que iré a por ti, quizá no de la forma en la que esperas por ahora, pero de igual forma lo haré. Y cuando sientas que es el momento, entonces te mostrare cuanto te deseo.

...Porque mi alma esta ligada a la tuya, no importa cuanta distancia pueda existir.

Miss A.
Susurrandote suavemente

martes, 8 de julio de 2014

Día normal con Miss A

Hoy he despertado con las sabanas tragando mi cuerpo. Sabían que las camas, a las siete de la mañana, es cuando te echan el embrujo para que no logres salir de ahí? Pues mi cama es así. A medio día he tenido antojos de comerme una deliciosa pasta con salsa alfredo. Me siento muy feliz al terminarla de hacer, pero me doy cuenta que ya no queda suficiente salsa. Que remedio. Es tarde y estoy cómodamente sentada, terminando de ver una película. La verdad me ha hecho mucha gracia, porque es de esas películas que son tan estúpidas, que te ríes de esa estupidez porque no lo logras comprender. Vamos... a quien no le ha pasado? Me fijo en la hora y me doy cuenta de que ya debo prepararme. Iré a ver un partido de basketball en un parque cerca de mi casa. Me visto muy informal y con mi cabello alborotado, solo iré a ver un partido. Me siento entre las gradas y aprecio el movimiento de la bola rebotando sin parar. A lo lejos, al otro extremo del parque, un grupo de chicos juega a la pelota. Estoy enfocada en el partido, pero el grito de uno de aquellos chicos irrumpe en todo el parque. La pelota de bateo le ha pegado en la cabeza y ha caído tirado al suelo. Algunos van a socorrerlo. Unos minutos mas y el partido continua. Me alejo de las gradas, enciendo un cigarrillo, hace horas largas que no lo hago y hoy me apetece hacerlo. Me siento en un banquillo, y cerca de mi pasa un anciano. Me dije "eso.. tranquila, jalalo sin prisa, así es mejor", me sonríe y se va. Veo mientras tanto a una pareja muy joven, besándose emocionadamente. No siento celos, pero mi boca se ha abierto un poco. Estoy apunto de terminar, cuando otro anciano pasa por mi lado, me dice "eres una niña muy linda, porque no me dejas ese poco para mi?" Me hecho a reír, pues a pesar de rondar en los 70, su mente parecía muy clara. Le regalo mi cigarrillo, comienzo a caminar y mirar las personas que pasan con prisas mientras se reanuda el partido. Escucho un llanto de mujer, y me giro para encontrarme con aquella pareja, la chica ha llorado, y sale corriendo diciendo "eres mentiroso, me has engañado" El va tras ella, corre desesperado, le grita para que se detenga y ella así lo hace. El le susurra algo que no logro escuchar, pero parecía algo muy profundo, pues su garganta se movía mucho. El le dio la espalda y comenzó a caminar despacio. La chica, que había cruzado ya una cerca alta de metal, salta sobre ella con mucha agilidad, grita su nombre, el da media vuelta, la ve correr hacia el, y ella se lanza en sus brazos. Sonrió, con mucha satisfacción. El pitido aturde mis oídos anunciando que el partido continua. Busco mi lugar entre las gradas, y dos filas mas abajo me encuentro con un antiguo amigo pasajero de mi cama. No guardo recuerdos muy dulces, pero tampoco desagradables. Ya saben... algo muy neutro. No presto mas atención, y concentro mi vista en el juego. Siento que unos ojos me observan de repente, pero no hago caso. El partido a finalizado. Salgo ligera hacia mi auto, mezclándome entre la multitud y la voz de alguien que al parecer me llama. Me subo al auto y enciendo la música, un regge aparece en la emisora y la subo un poco mas. En la calle veo dos ambulancias.... luego dos luces mas y vuelvo a ver otras dos... y una luz mas abajo y vuelvo a ver otra ambulancia. Que pasa hoy con los accidentes? Llego a mi casa, ceno algo ligero mientras acaricio el lomo de mi gata que ha llegado a pedir mimos. Me doy una ducha, salgo muy relajada. Y ahora me siento aquí, a escribir estas lineas aburridas sin saber la razón. Tal vez solo sean travesuras.

Miss A.
Riendo a carcajadas...

jueves, 12 de junio de 2014

Te he deseado desde mi primer respiro


Y ahora, entre esta tierra seca y sin sabor, en este sol que quema mi piel y la expone ante todo, te mostrare los colores de la vida, que no existe el color gris, y que el calor del sol solo nos funde aun mas. Mis vestidos serán nuevamente limpios y mi piel quedara con el mismo brillo de siempre. Porque te he entregado mi alma, como lo había deseado desde mi primer respiro. Y ahí estoy, en tu corazón, soñando que vivimos de la mano, y que hacemos temblar al universo con nuestro sentimiento. Nunca dudes de la realidad, pero sienteme en cada paso que des y descubrirás cosas nuevas que jamas habías sentido, mas yo igualmente las sentiré contigo. Sienteme y escúchame. Eres mi primer pensamiento y el ultimo. Ahora vuela conmigo, volemos alto y seamos libres.

Miss A.
Mostrándote cuan real soy. 

miércoles, 11 de junio de 2014

Hombres danzantes en mi cuerpo



Necesitaba relajación. Mi día había estado de bomba, y mi cabeza no daba para mas. Daban las siete de la noche y una buena ducha podía ser la solución. Salí muy relajada, desnuda, caminando entre las sombras de las paredes que me rodeaban. Solo las estrellas que se colaban por las ventanas eran testigos de mi piel, piel serena y ardiente, que escondían secretos y placeres aun sin descubrir. Llegue hasta mi habitación, encendí el fuego para llenar el aire de aromas a mango, y comencé a leer un dulce relato, entre las cálidas y azules sabanas de mi cama. A cada palabra que leía, mi piel entera se erizaba. Me sentía ahí, entre esas letras, siendo yo quien era seducida, siendo yo a quien tocaban. 



El espirito del autor se apodero de mi, y mis manos comenzaron a descender, sobre mis pechos, sobre mi vientre, hasta profundizar entre mis piernas. Mis ojos se paseaban entre cada linea, mientras mi corazón se agitaba y mis labios se humedecían. Mis dedos tomaron vida propia, convirtiéndose en pequeños hombres de danza erótica. Bailaban entre mis pliegues y por instantes parecían susurrar mi nombre. Un pequeño riachuelo brotaba de mi sexo, blanco, espeso, aplacando el aroma de mangos, e invadiéndome. Cerré mis ojos ante ese extravagante y exótico olor, y mordí mis labios para ahogar un gemido. Estaba llegando al final de la historia, mi corazón parecía desbocarse, mientras mis dedos seguían moviéndose cada vez mas fuerte, mas profundo en mi carne. Para cuando termine de leer, mis pezones clamaban por una boca que pudieran domarlos, y mis dedos empapados por la miel se habían acomodado perfectamente dentro de mi sexo. 


Otros dedos se añadieron, haciendo círculos en mi monte de venus, bailando alocadamente, arrancándome el aire y apoderándose de mi mente. Mis dedos convertidos en hombres danzantes, entraban y salían de mi, todos al mismo ritmo. Se aferraban a mis paredes, se bañaban en mi sudor mezclado con mis flujos. Mi sexo comenzó a gritar, cantando melodías mientras se abría y se cerraba, y mi boca abierta jadeaba sin poder articular palabra. Entonces mi cuerpo se tenso, preparándose para la dulce muerte momentánea, y entre un grito de placer puro, y convulsiones mezcladas con sudor, mi cuerpo estallo, haciéndose uno solo con el universo, siento completa y única en ese espacio y tiempo. Caí rendida, sin fuerzas, con mis manos bañadas en aceite puro y fragante, mis piernas inmóviles, mi cuerpo aun temblando, y mi mente en total quietud. Luego de algunos minutos, sentí que regresaba del viaje. Entonces le mande una sonrisa al viento, para que le llegara al causante de mi orgasmo, y le dejara el mismo aroma de mi cuerpo.

Miss A.

martes, 10 de junio de 2014

En el borde de tu cama

Lee con mucha calma estas letras...

Cuando llegues a tu habitación y te sientes al borde de tu cama para relajarte unos segundos, abre tus ojos y concéntrate. Voy a llegar a ti, y te daré mi alma, mi cuerpo, mi deseo intenso. Abriré mi cuerpo, mis secretos, mis piernas para que tus ojos me vean, disfrútalo. Mira bien como mis fluidos comenzaran a salir de mi sexo, y escucha como te susurra. 


Has conmigo lo que desees. Esa noche es para ti. Mientras mi cuerpo tiembla al sonido de tu voz, yo me quedo quieta, solo sintiendo como mi piel responde, pues tu bien sabes como adoro tu voz, tu bien sabes como mi corazón late, mis sentidos se agudizan y mis mejillas se sonrojan. Usa tus manos, tus dedos, y tócame, juega conmigo, mojame aun mas, y penetra mi carne con dulzura. Todo es para ti, sin restricción.


Cuando veas que mi sexo comienza a hincharse, y de el fluyen manantiales calientes y desbordantes, y escuches como jadeo tu nombre, y suplico la liberación, entonces arráncame el grito mas absurdo. Hazme montar sobre ti, para romper tus caderas mientras quiebro las mías al hacerte el amor. Apriétame fuerte, muy fuerte. Ahogare nuestros gritos en mi boca, mientras te invado con mi lengua, caliente y como serpiente.  Y cuando el vértice de nuestro placer se acerque cada vez mas, y mi sexo se contraiga duramente mientras te sostengo, corrámonos juntos entre gritos y gemidos feroces, sin importar quien escuche esta noche.  


Ahora cierra tus ojos y respira...
Yo volveré por ti.

Miss A. 
Con deseos intensos... 

domingo, 8 de junio de 2014

El País De Las Maravillas

Y Alicia decía...

Esta noche tengo deseos de caminar por el país de las maravillas, y ahí, encontrarme con tus manos, ocultas entre las hojas, sentir como me tocas y entregarme a ti, entre flores y olores de rosas. Dejaré que me perviertan tus tallos, y las ramas juguetonas que intentarán penetrar entre mis piernas. Sabes que yo las abriré para ti? Sabes tu que te deseo muy dentro, tan dentro hasta fundirme contigo y llenarte de florecillas de colores? Usa tus montes y abarcame por completo, inundame con tu agua fresca y yo beberé de ella. 



Miss A. 
Pervirtiendo suavemente tu mente...

La ducha de los deseos

Tom había tenido un día bastante agotador. Entre llamadas y escritos, citas pendientes y almuerzos, había terminado con una fuerte tensión sobre sus hombros. Y cuando al fin llego la noche, pudo darse su dulce espacio en la ducha, lugar donde se despoja absolutamente toda carga, y el tiempo parece correr sin castigo sobre tu cuerpo. Desnudo su cuerpo para entrar bajo las cascadas de agua pura. Amoldo la temperatura a su gusto y solo así se sumergió de cabeza. El agua relajante caí por su cabeza, aplacando sus más agotadores pensamientos. Su piel comenzaba a relajarse del todo. Pero hacía falta algo más. Él lo sabía, necesitaba aquellas manos, aquella voz. La necesitaba a ella. Cerró sus ojos unos instantes mientras el agua continuaba cayendo en su piel, tratando de evocar aquella imagen que tanto rondaba por su mente en los últimos días, pero que muy dentro de su corazón andaba buscando por mucho tiempo. Volvió a abrir sus ojos, jadeando muy suavemente aquel nombre dulce para sus labios. Dejo caer la cabeza hacia atrás, cuando dos manos femeninas se posaron sobre sus hombros. Tom lo sabía, sabia a quien pertenecían aquellas manos. Cerró sus ojos momentáneamente, alabando a los altos por dejarla manifestarse en aquel espacio. 

Tom sentía su tacto, como sus delicadas y suaves manos presionaban un poco para aliviar aquellas tensiones. Ella empujo sus manos un poco hacia el frente, y el aprovecho el momento para tomarlas y llevarlas hasta su pecho. Los pechos de ella quedaron pegados a su espalda, y el podía jurar que aquellos cálidos y redondos pechos estaban con los pezones erguidos. Sonrió para sus adentros, y entre el vapor de la ducha y el sonido del agua se giro para contemplar a su diosa, su musa. Aquella pequeña criatura de ojos negros y cabellos rebeldes lo miraba con una mezcla de deseo y miedo, una mezcla alucinante y poderosa, que hacían a los hombres caer de rodillas. Pero ella no deseaba tenerlo así, ella solo deseaba darle placer, sacarlo de la realidad y llevarlo a lugares donde solo la mente puede ir. Ella le sonrió, algo tímida y nerviosa, pero sus ojos lo decían todo, y Tom sabía muy bien que ella estaba totalmente entregada. Ella doblo sus rodillas, sin apartar la vista de los ojos de Tom. Sus manos comenzaron a acariciar los muslos de su amado, rozando con sus uñas suavemente al descender, y los jadeos que salían por la boca de él solo le provocaban mayor placer. Ella sabía hasta donde quería llegar, a la dulce puerta de la locura, donde explotan los éxtasis y de ellos emanan ríos de azúcar y sal. Con los ojos aun abiertos acerco su boca a la punta rosada y ya gruesa de su amado. Saco solo la punta de su lengua, y sosteniendo la mirada hacia él, lamio con delicadeza. 

Un gemido profundo escapo de Tom, llenando el baño y provocando ecos y surcos en el vapor. Ella se excito al ver su reacción, y con más ímpetu abrió su boca para deleitarse en el saber de aquella punta gruesa y dulce. Sonrió al sentir unas pocas gotas de un flujo espeso, y cerro sus ojos mientras lo tragaba. Sus pupilas se dilataron, y su sexo, mojado ya por la excitación, se abrió ante aquel sabor. Abrió mas aun su boca y absorbió todo aquel camino de lujurio, todo en su boca. Se sentía llena, sus labios totalmente alrededor del sexo de su amado, y la punta llegándole hasta su garganta. Pero ella lo deseaba, y quería aun más. Mientras Tom gemía y jadeaba, acariciando sus cabellos, ella movía su cabeza, al frente y atrás, a la vez que su lengua hacia círculos dentro. Del sexo de ella comenzaban a caer gotas perladas, que parecían convertirse en un pequeño riachuelo blanco sobre el suelo de la ducha. Estaba muy excitada, y el ver el rostro de su amado la motivaban aun más. 

- Dulce pequeña mía, ¿qué has hecho de mi? Soy tuyo totalmente.

Las palabras de Tom retumbaron en su mente, como eco imparable, y en un ataque de lujuria y desenfreno, aferro su mano al rededor de aquella vara dura y grande que albergaba en su boca y la comenzó a mover sin detención. Cerró sus labios sobre él, lo saboreaba, lo absorbía, lo disfrutaba, mientras su propio cuerpo gozaba de aquel placer. Miro a los ojos de Tom, y vio su cara contraída, leyó de sus labios algunas palabras inentendibles mientras echaba su cabeza hacia atrás y con más fuerza y ahínco movió su mano y su boca, llenándose toda de él. Tom no se pudo resistir más, y estallo como un volcán en erupción, llenándole toda la boca mientras se desbordaba por la comisura de los labios de ella.  La miro desde la altura, con ojos de ternura y deseo insaciable, y la vio sonreír satisfecha.

- No te vayas aun, por favor- le pidió en un susurro mirando al cielo.

Pero cuando abrió sus ojos para deleitarse en aquel sueño hecho carne, ya se había marchado.


Miss A.
Escribiendo para ti,
esperando sentir tu deseo...

miércoles, 4 de junio de 2014

Cuidador de mis pétalos


No se a cuantas delicadas flores saliste un día a recoger. Tampoco se bien si de alguna te encariñaste. Pero llegaste a mi como el rocío de la mañana, elevando mis pétalos y mostrando su belleza. Cuida bien de mi si decides hacerme crecer. Abundame con tu agua, fresca y clara para calmar mi sed. Y cuando llegue la hora de partir, que debas regresar a tu hogar, lleva contigo un pétalo de mi, guardado en tu mano. Enmarcalo sobre tu escritorio, ese donde guardas tantos secretos y logros, y recuerdame con dulzura, con fragancia de rosas rojas.

Miss A.
Dejando regalos...

martes, 3 de junio de 2014

Risos de oro

By: Ben Newman

Risos de oro se ha comido la sopa, y ahora tendrá que vérselas con los osos...

Miss A.
Deseando comerme toda tu sopa

Con mis ojos abiertos te sentí

Mi cuerpo dormía plácidamente, acomodado sobre las suaves sabanas de mi cama, respirando lentamente el aire fresco de mi habitación. Mi mente soñaba contigo, por primera vez. Pero era un dulce sueño de amigos. Hablábamos mientras reíamos, junto al viejo restaurante frente al mar. El salitre entraba por mi nariz, y aun recuerdo ese olor muy intenso. El sonido de las olas del mar apenas se distinguía, pues tu y yo estábamos muy centrados en nuestra conversación. Las personas pasaban a nuestro lado, enajenados de la magia que ocurría entre nosotros. Podía oír el sonido de unas melodías, suaves pero muy alegres, mas no escuchaba lo que me decías, solo un "te deseo" de vez en cuando. Mis mejillas se sonrojaron, y justo antes de besarme desperté de aquel dulce sueño. Pero desperté porque tu me tocabas, habías viajado hasta mi. Entraste por mi ventana y te colaste hasta mi cama. Con mis ojos abiertos te sentí, tus manos acariciaban mis mejillas bajando hasta mi barbilla, la elevaste solo un poco, estoy segura que lo hiciste para mirarme bien. El calor de tus dedos erizaron mi piel, y un jadeo intenso fue arrancado de mi pecho. Eres mía, dijiste y te marchaste.


Y ahora espero que vuelvas, para sentir que esto si fue real, que llegaste a mi y me acariciaste. Solo te pido que al entrar, me lleves contigo a tu mundo, y me muestres los colores que aun nadie me ha mostrado.

Miss A.
Deseando volver a sentir...

lunes, 2 de junio de 2014

Dame un beso tuyo



Miss A. 
Deseando jugar con tu boca

Miss A.

Un día ella se perdió en el camino, la dejaron sola, usada y marcada. Tanto, que jamás volvió a ser la misma. Se recuperó con su amigo el tiempo e invitó a los secretos de la noche para entrar a su vida. Su alma se convirtió en fuego, mas su cuerpo parecía de hielo. Ella ya no era suya, mas tampoco de nadie. Se dio cuenta de como las personas la observaban, a veces con deseo, a veces con envidia. Falló en el proceso, y dejó que la ingenuidad e inocencia hicieran de las suyas y educaran sus días, tal vez con mas ácido de la cuenta.

... Por eso hoy me resguardo tras esta piel, este álter ego que sacia tus sentidos y a mi me vuelve tan solo en un sueño. Hoy dejo a aquellos que intentan dañarme o usarme, sentados en su propia mierda de mentiras y los rodeo con mi juegos. No se dan cuenta que soy yo quien me divierto, soy yo quien bailo sobre el fuego con los pies descalzos. Los dejo creer que me usan, cuando soy yo quien los pervierto en sus oscuros rincones. Esos lugares tan perversos que casi rayan en el pecado. No tienen la cara para hablar de erotismo, cuando ni siquiera saben como seducir la mente. Soy Miss A, esa mujer que esta escondida en tu cabeza y te susurra pasiones al oído mientras duermes. No vengas a mi si crees que podrás atraparme, pues yo no soy mía pero tampoco de nadie. No intentes jugar conmigo si no sabes las reglas, tampoco si tu mente tiene restricciones. Este es mi mundo, lleno de laberintos y puertas. Tal vez a cada paso te lleves una sorpresa.

Un guiño para quienes sienten celos de mi, pues los celos son solo amor y envidia al mismo tiempo. Y un beso muy cálido para quienes me guardan en secreto en sus mentes, siendo capaces de bajar al infierno y aun así dejarme escondida como las sombras.



Miss A
Con total naturalidad sonriendo en tu rostro
mientras expulso el aire de mis pulmones. 

domingo, 1 de junio de 2014

Serpentearé sobre tu piel sin tocarte



Serpentearé sobre tu piel sin tocarte. Sera una aventura hacerlo, un dulce juego de seducción. Te aseguro que para cuando mi piel roce la tuya, sentirás la electricidad correr por todo tu cuerpo, hasta licuarse en las partes mas profundas de ti. Descubrirás conmigo un mundo nuevo, veras que no hay limites ni fronteras. Te llevare muy lejos, a ese lugar donde el mar no es azul y solo esta pintado de pasión. Te haré el amor como nadie en tu vida lo hizo, y desearas amarrarte a mis caderas y no salir jamas. Corromperé todos tus sentidos, hasta jurar que te has cruzas con mi rostro en las calles. Y todo sera para ti, cada gota de sudor derramada, cada grito desgarrado desde mis entrañas, todo mis gemidos suplicantes, ahogados en tu boca, todo sera mi regalo para ti. No tengas miedo, ni dudes al susurrar mi nombre. Ahí estaré, muy cálida entre los brazos de la noche, bajo la luna de tus ojos y la brisa y el aroma de tu cuerpo.








Miss A.
Reclinada sobre la silla
Seduciendote con mis manos

Rompecabezas


Aun no encuentro las piezas que faltan...

Manos De Hombre



Manos De Hombre


Grandes y fuertes para trabajar. Suaves y cálidas para tocar. Quiero esta noche sentirte. Deseo sentir tus manos recorrer mi piel sedienta, navegando sin prisa en estos mares ávidos y desesperados. Ven y calma mi ansiedad. Calientame y hazme arcilla en tus manos, para luego darme forma como solo tu sabrás hacerlo. Moldea mis caderas, al vaivén de las tuyas. Afina mis pechos, bajo esas manos tuyas que tanto placer me producen. Suaviza mis piernas al roce de tus labios, y con tu voz hazme estallar desde lo mas intimo de mi alma, descargando todo mi fuego sobre ti, entregándolo todo para ti.



Miss A
Absolutamente seducida

martes, 27 de mayo de 2014

Las gatitas también juegan

 

Bueno, creo que ya he tenido suficientes vacaciones... por ahora.
Espero que se hayan portado muy bien en los pasados días. No olviden invitarme para cuando vayan a portarse mal   =^.^=



Cuando las gatitas andan contentas, se quedan para siempre en el mismo lugar, y complacen hasta la saciedad a su cuidador. Esta demás decir que en muchos momentos los arañazos irán y vendrán, no? Y que el cuidador podrá molestarse por lo mala gatita que ha sido. Pero siempre hay soluciones perfectas para mantener la convivencia y relación en paz. Y que mejor que una buena ración de leche y algunos masajes fuertes!







Me despido por ahora, hasta la próxima, chic@s.
Besitos de miau  ^.~







Miss A.

jueves, 1 de mayo de 2014

Public Disgrace

Luego de unos cuantos días de vacaciones he vuelto. Y a petición especial, esta vez con un tema que aun en estos días, es tratado con tabú y limitaciones (esto a mi entender, claro esta). Les hablo sobre el Public Disgrace, o en español, Desgracia Publica. Muchos quizá hayan escuchado sobre esto, incluso hayan visto muchos de los vídeos que corren por las redes. Pero para los que no sepan, solo dejare una pequeña "definición" de lo que es el Public Disgrace.

En uno de los mayores (sino el principal) portales de el Public Disgrace dice:

"Public Disgrace es el sexo en público, el parpadeo, el exhibicionismo, el voyeurismo y la humillación erótica femenina en su máxima expresión"

Pero si intentamos definir lo que es el Disgrace, la Desgracia, esto es lo que encontramos:

"Situación o suceso que produce gran dolor y sufrimiento"
"Percance, adversidad"
"Pérdida de consideración, favor o cariño"

Bien. Muchos conocemos esto:

Que el Public Disgrace, es básicamente sexo en publico, de una forma poco común a lo que normalmente vemos. En el Public Disgrace, no solo se tiene sexo frente a otras personas, sino que ellas pueden ser parte del acto, incluyendo el motor principal: el BDSM (Bondage; Disciplina y Dominación; Sumisión y Sadismo; y Masoquismo).

Para algunos este es un tema muy polémico y hasta cierto punto desagradable. Pero hay que tener primeramente algo muy en claro. El sexo en publico es totalmente ilegal, si no fuera así, apuesto a que muchos lo harían. Pero tener sexo en publico no se limita a "un lugar publico" como decir una calle, pues el publico puede estar dentro de cuatro paredes. Por esa razón, muchos confunden el Public Disgrace creyendo que es tener sexo en la calle, cuando no necesariamente es así.

También hay quienes creen que una mujer es atada en contra de su voluntad, o es llevada con cadenas sin que lo desee mientras camina frente a un grupo de personas. Pero nada mas lejos de la realidad. Para hacer esta practica, la persona participante debe estar totalmente de acuerdo a las reglas y aun mas, la persona pone limites. Así como hay limites en las relaciones BDSM, así mismo hay limites en el Public Disgrace. 

Ahora viene la mejor parte! La parte donde muchos no han llegado a conocer!

PUBLIC DISGRACE es una serie pornografía que se anuncia como "mujeres atadas, despojados, y castigados en público." Es la creación de un director porno sede en San Francisco de 30 años de edad y dominatrix llamada Princesa Donna Dolore. Princesa Donna concibió el proyecto en 2008, durante su cuarto año de trabajar para la compañía de la pornografía Kink.com. Además de dirigir, Donna realiza en los brotes, aunque no suele ser el plomo. Para brotes al aire libre por lo general funciona en Europa, donde las leyes de obscenidad pública son más tolerantes. Antes de cada sesión, la Princesa Donna coordina con la protagonista femenina de establecer lo que le gusta o no le gusta y produce una lista de lo que el artista tomará de su público civil. Algunos modelos son felices sólo con andar a tientas, algunos tienen reglas en contra de bofetadas, y algunos están dispuestos a ir tan lejos como para ser dedos o escupido por la audiencia. Princesa Donna es un orquestador experimentado de complicadas fantasías de sexo en grupo, sexo en público, y el sexo violento. Estas situaciones tienden a ser, como la Princesa Donna dice, "un poco complicado para vivir en la vida real." Ella también es un manipulador hábil del cuerpo humano. Intérpretes femeninas confían en ella para extender los límites de sus capacidades físicas. 

Entonces... como ya vez. Antes de ir y cometer alguna locura, del cual puedas salir perjudicado, instruyete bien. Averigua a fondo cada detalle de lo que deseas hacer. Nunca entres a un campo de acción sin saber cuales son las reglas, cuales son los limites. De seguro aprenderás que no todo lo que se dice parece ser, y no todo lo que es, es tal cual lo dicen. Voy a dejarles la imagen que mas me han gustado.



Miss A.

jueves, 10 de abril de 2014

Maria Maria


Hoy ha sido el cumpleaños de una chica totalmente espectacular. Maria, espero que hayas tenido un día grandioso, lleno de cosas dulces y placenteras. Te dije que te daría una muy buena sorpresa. Pues aquí te la dejo. Espero que muy pronto esto se pueda realizar a la perfección. Eso y mucho mas. Eres hermosa!



Luego de una semana difícil, mi esposo y yo decidimos ir a dar una vuelta con nuestra hija a una feria. Algunas caballitos mecánicos, montaña rusa. Esos juegos que divierten. La pasamos muy bien. Decidimos regresar muy tarde en la noche a nuestra casa. Pero de camino, acercándome muy despacito a su oído, le ronronee como una gatita. No basto ni un segundo para que el comprendiera lo que deseaba. Esa noche quería ser su sumisa.


Ya conocíamos las reglas, así que al llegar a la casa me metí a la ducha mientras mi Amo llevaba a nuestro hijo a su habitación. Me puse crema en el cuerpo, algo de colonia y entre en nuestra habitación, esperándolo de rodillas en el suelo con una fusta en las manos, completamente desnuda.


Le escuche entrar. Le sentí observarme atentamente, con esa mirada única y penetrante. Se acerco a mi para acariciarme el cabello, con mucha suavidad. Y yo solo me concentraba en el sonido de su respiración. Se alejo de pronto de mi, buscando algo en el armario. Me pidió de pronto que me pusiera de espaldas a el, al borde de la cama, sosteniendo mis manos el el borde, quedando de pie. Y un latigazo fue a parar en mi culo, muy fuerte. Me hizo contarlos, mientras gritaba -uno! dos! tres!- el jadeaba. Comenzó a pasarla la fusta en mi vagina, de manera muy lenta, cuando algo redondo y tibio se metió en mi vagina, primero una, luego otra. Reconocí al instante las bolas chinas. Y para cuando estaban las dos adentro, otro azote paro en mi culo.

Me pidió que lo divirtiera un poco, que sacara mi lengua y le abarcara la polla. Y yo, como chica obediente y deseosa, metí todo aquel trozo de carne, grande y jugoso en mi boca. Me pidió que se la dejara muy bien lubricada, pues iba a disfrutar de mi culo. Cuando estuvo satisfecho sus manos me giraron nuevamente de espaldas a el, y sin decir nada coloco la punta de su pene en mi cerrado culo. El era piadoso conmigo, pero no se detuvo hasta tenerlo todo dentro de mi. Dolía algo adentro, su polla era considerable, pero estaba tan húmeda que no me importaba del todo. Sumándole a eso las bolas dentro de mi vagina, en realidad no tenia la mente fresca como para saber cuanto dolía, solo sentía un placer demencial.

Mientra clavaba mis entrañas y yo gritaba su nombre, jugaba con sus dedos en mi vagina, haciendo girar las bolas. Mi cuerpo no lo podía resistir mas, cuando siento el remolino dentro de mi. Mi Amo comienza a pellizcar frenéticamente mi clítoris, me tiemblan tremendamente las piernas y al fin tengo la liberación con mi primer orgasmo, grandiosamente intenso. Mientras mi cuerpo se convulsiona y mi sexo se cierra y se abre, mi Amo se corre dentro de mi culo, vertiéndose completo y susurrando mi nombre mientras clavaba sus dedos en mis nalgas.  Cuando hubo terminado y dejado la ultima gota y el ultimo golpe, se tumba encima de mi y yo quedo en la cama, exhausta y con la cabeza clavada en la almohada.


Pero el juego de esa noche tan solo había comenzado...

Miss A.
Un dulce beso, Maria. Espero que te haya gustado como quedo. La otra parte la pondré pronto.